lunes, 29 de junio de 2009

Sobre la vida, la lucha y la poesía.


Esta imagen, esta vivencia, es poesía.



(...) Precipitarse en los brazos de Eros supone abrazar la vida como drama de amor, con todas las consecuencias, entre ellas la de la transformación revolucionaria del sistema socio-económico capitalista, porque el drama de amor es inseparable del drama de la propia existencia, ya que el drama de un solo hombre compromete al mundo entero. (...)

“Es una necesidad absoluta que el drama poético no se disocie del drama revolucionario, a fin de que sus potencialidades sean cosa de todos, siendo la potencia de la pasión por sí sola capaz de llevar las conciencias a reconocerse en la voluptuosidad del vivir, lo que solamente se consigue en una correspondencia sin reservas” (Grupo surrealista de París).


Fuente: situación de la poesía (por otros medio) a la luz del surrealismo.

domingo, 28 de junio de 2009

EL HORIZONTE. NO TAN LEJOS.


En el horizonte luz emerge.
Luz que prende en mi mirada.
No tan cerca,
pero tampoco tan lejos.
Me pienso en este instante,
contemplando.
Sabiéndome radical ante el humo
que respiro y penetra en mí.
Y no se acopla en mí.La realidad.
Pero esta hoguera me atrae
a su seno de locura.
Verdad que persigo,
y persisto.
Llamas de una lucha, cuna y tumba
de una vida.
Nazco y crezco en el camino,
sigo y cambio mi destino.
Espíritu forjado en el contacto.
Me transformo y fluyo entre todo
y todo a través de mí fluye.
Vivo con la hermosura,
con el dolor muero. Dolor tuyo, mío.
Y se que arderé en este fuego
que detono.
Y se que resurgiré de mis cenizas,
esparcidas por el viento.
Transportadas. Más cerca
de mí, de ti.
Más lejos de la derrota.
Y se que me hallaré viva
en la victoria,
contigo, si conmigo sigues,
juntos y con otros
en esta lucha aún abierta
logrando, a cada paso, decisivo
el mañana, más libre y más justo.

FLORECEN LAS RAÍCES.

Dónde la luz no llega, dónde la vida se difumina

se que no quiero hallarme.


No quiero deformarme en la aceptación,

ni diluir mi alma al vacilar, rechazando

mi mirada. Sincera, como es, la muestro.


Si acaso sucede a veces que florecen las raíces,

maduran con el agua

de mil inundaciones. Y se sacian.


Y se expanden, por el subsuelo,

pero también se elevan buscando aire.

No desisten ni se hastían, con su movimiento

lento y permanente. Tiempo precisan, paciencia seguro.


Capaces, acogen el sol sin miedo.

Comprende ahora que no menguan la inmensidad,

que aceptan el sino que escogieron.


Miles de raíces entrelazadas

y un árbol,

convergencia que ante la adversidad

se alza.


No lo hallarás exuberante,

no exive frutos ni verdades.

Su belleza encontrarás en sus adentros,

impregnada en la resina que contagiará

tus manos si preguntas, si tal vez te inquietas.


Comprende la pasión bajo el asfalto,

en la tierra fértil.


Y comprende finalmente que esta entrega fluye

y se funde con la tuya.

Hállanos, entonces, consciente en la lucha.






martes, 23 de junio de 2009

"nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos". interpretación de este verso de Pablo Neruda.

nos encontraremos a la vuelta, un día, casi sin quererlo, o quizá quedemos. y buscaré mi recuerdo de ti y tú harás lo mismo con el tuyo de mí. y nos hayaremos en un instante en el pasado compartido, en la transmisión recíproca.

pero cuando nos miremos sabremos que yo no soy ya la que tú guardas ni tú serás aquel que yo guardé en mí.

sabremos que somos nosotros con menos de lo que fuimos. ya no iguales que entonces. y se que nos preguntaremos si el sentimiento también ha derivado. yo se que me preguntaré qué queda del amor, cómo vivir la amistad, escudriñaré si queda rencor y quizá un rastro de lágrimas, desde tus ojos ahora fijos. me preguntaré también cómo me encuentras hoy. y me preguntaré qué piensas mientras me miras.

y nos miraremos pero ninguno hablará aun. dejaremos la verdad ansiada del ahora al contacto que seguirá después. y yo querré descubir, quizá tú también.

ahora lees estas palabras y tú las interpretas, y tú quizá te sientas aludido, y por qué, yo no juego contigo.

el amor fragmentado.


"una decisión nos separa...
"


sometidos a la prohibición, al miedo, a la duda de la felicidad más tarde... fragmentamos el amor para rechazar con sencillez su posibilidad.

el amor que es y se sabe y lo desgastas. erosionas su intensidad contra las rocas del tiempo, lo dejas secar en el desierto del temor, donde nada crece, donde nada dura. porque tu inseguridad consume la belleza ante la espera. porque tú aun sólo eres un hombre. y yo sólo una mujer. y todavía nos encontramos.

escenas de ambos, divididas, diluyendo el sentido del todo. fragmentos en el tiempo, pequellas chispas residuales de la llama que ardió. y así el dolor posible por la pérdida o el arrepentimiento es llevadero. ... la irracionalidad de sufrir por amor, por un amor concreto.

el amor moribundo en el recuerdo. otro más, difuminado poco a poco. el amor que fue... pero se dejó olvidar.

lunes, 22 de junio de 2009

a través de ti y contigo, antes pero también después. y todavía posible.

los círculos abiertos a lo largo de la vida, la repetición de trivialidades... el déjà vu real que te muestra que un beso te ha sido pedido de multitud de formas pero bajo una misma pretensión, que las caricias se repiten por manos diferentes. el déjà vu del que despiertas cuando no hay labios que transmiten el mismo calor, la misma vida, ni manos que hacen lo propio con el control o el vigor. puede ser el mismo objetivo, pero no será la misma expresión interna. y es esa manifestación la que somete mente y cuerpo, es decisiva.

sin embargo las ideas, las frases, las palabras, reinciden. un susurro atemporal... entre el estruendo de los recuerdos clasificados y las percepciones actuales desde la terraza. reflexiono a cerca de un mismo escalofrío recorriendo progresivamente varios cuerpos, que se suceden. una misma sensación, antes o después, en varios de nosotros, en todos. quizá sólo sea cuestión de tiempo conocerla y vivir la retrospección.

Preludio.... (justificación)

"hoy hablo, escribo, hoy tal vez te mire y sepa que me sientes, que penetran en ti mis palabras, huidizas de mi garganta, extasiadas. mientras tu las percibes yo me embriago en el contacto. y ambos creamos un enlace cuando liberas las tuyas con igual motivación. se entrelazan fuera de los cuerpos, entre los suspiros del alma. y ese instante nos pertenece a ambos, en la vivencia mutua. y comprendemos que se produce la fusión de tu vida y de la mía, viviéndose en el tiempo presente, para crear un tiempo compartido. un recuerdo tal vez después. la unión percibida desde dos perspectivas individuales, que dan un sentido propio a un conjunto superior. y lo es porque posee la fuerza de ambos, porque en el convergemos sin perder nuestro sentido, creando un significado mayor, una comunicación.

y ahora me pregunto si estas palabras, estas letras aquí escritas las haces tuyas, si quedan en ti con parte de mí pero dótandolas de tu propia esencia. ahora me pregunto cuál será el destino de mis palabras a través de aquellos que las escuchen, las lean, las sientan, las disfruten, las rechacen... quizá perduren impregnadas de valor ajeno, o quizá sólo sean siempre mi refugio."